Fighting Fascist Spain — The Exhibits (Español)

[Imagen: Daniel Alonso, “La Asamblea General de Delegados de S.H.C.” Frente Popular. 19 julio 1938, en Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.

Por Abby Schafer y Montse Feu

Fighting Fascist Spain: The Exhibits (FFSTE) es una colección digital sobre el sentimiento antifascista estadounidense con respeto a la Guerra Civil española (1936-1939) y la posterior dictadura (1939-1975). La colección y exposiciones, comisariadas por la Dra. Montse Feu, Ph.D., profesora asociada de la Sam Houston State University, reconoce a varios revolucionarios de la época, además de sus contribuciones individuales y colectivas al colapso del fascismo español. Después de más de una década de publicar sobre estas protestas obreras, la Dra. Feu creó este proyecto para preservar imágenes elocuentes de la lucha antifascista. Como se demostró a través de tales protestas, de las artes escénicas y gráficas, así como por otros medios, las creencias radicales y antifascistas desarrollaron una cultura propia, en su oposición a Francisco Franco.

FFSTE restaura y preserva esta cultura única en repositorios digitales disponibles para el público. En asociación con Arte Público Press de la Universidad de Houston, FFSTE está integrado en Recovering the U.S. Hispanic Literary Heritage Digital Collections, una plataforma informativa que fomenta una experiencia de usuario comprensible. Dra. Feu y sus asistentes de investigación han rescatado y mantenido cientos de artefactos antifascistas españoles a su vez en el portal del proyecto

Sergio Aragonés. “Asturias” España Libre 2 agosto 1968, en Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.

Publicado por las Sociedades Hispanas Confederadas, Frente Popular (1936-1939) y España Libre (1939-1977) fueron algunos de los periódicos de oposición más destacados contra el fascismo español en los Estados Unidos. Muestras las obras de reconocidos artistas a la cultura antifascista; dibujantes como Alfonso Rodríguez Castelao y Sergio Aragonés. FFSTE también muestra al caricaturista Josep Bartolí i Guiu en Ibérica (1953-1974). Como se percata en FFSTE, sus trabajos representan con precisión el injusto sistema de fascismo y la lucha de los trabajadores contra él. Las imágenes han sido restauradas e interpretadas con un experto cuidado. Los numerosos artefactos muestran un espectro vasto de emociones desde la seriedad hasta la comedia, pero constantemente son protestas contra la España fascista. Como consecuencia del rico y complejo material de FFSTE, es un proyecto continuo. 

Josep Bartolí i Guiu. Ibérica. 15 enero 1957,  en Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.”Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.

Numerosas mujeres fueron patrocinadoras vitales de la causa antifascista. Más investigación y edición sigue mostrando la importancia de la mujer en el movimiento y FFSTE ejemplifica el impacto cultural y colaborativo que las mujeres tuvieron contra la España fascista. El valor del archivo de la lucha antifascista en los Estados Unidos se despliega constantemente. 

Violeta Miqueli Mayóz, fuente desconocida, en Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.

A través de FFSTE, el público puede estudiar los lazos ancestrales, aprender sobre su herencia y explorar un área olvidada de la historia.

Lo invitamos a hojear los exhibiciones y colecciones, usar imágenes o contexto para actividades educativas, y, si tienen interés, participar creando recorridos visuales, planes de lecciones, grabaciones de audio o más, contacte a Dra. Feu mmf017@shsu.edu.

Equipo

Investigadora prinicpal: Montse Feu
Asistente técnica (otoño 2020): Jenny Patlán
Asistentes de investigación (verano 2021): Abby Schafer, Bailey Mills, Diego Colindres

Redes sociales

Recursos en línea

Sitio de web de Montse Feu

Sitio de web FFSTE

Exhibición Digital

Colección Digital

Arte Público Press


Montse Feu es profesora asociada de lenguaje y culturas en español en la Universidad Sam Houston State, Texas. Feu recupera y explora la cultura del exilio de la Guerra Civil Española en los Estados Unidos, la cultura anarquista hispana en los Estados Unidos y periódicos Hispanos en los Estados Unidos. Puede encontrar sus publicaciones y proyectos actuales en su página de web: montsefeu.wixsite.com/montsefeu

Fighting Fascist Spain — The Exhibits (English)

[Featured image: Daniel Alonso, “La Asamblea General de Delegados de S.H.C.” Frente Popular July 19, 1938, in Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.”Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.]

By Abby Schafer, Montse Feu, Bailey Mills

Fighting Fascist Spain: The Exhibits (FFSTE) is a digital collection about US antifascist sentiment regarding the Spanish Civil War (1936-1939) and subsequent dictatorship (1939-1975). The collection and exhibits, curated by Dr. Montse Feu, Ph.D., an associate professor at Sam Houston State University, acknowledges several revolutionaries of the time in addition to their individual and collective contributions towards the collapse of Spanish fascism.

Sergio Aragonés. “Asturias” España Libre Aug. 2, 1968, in Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.

After more than a decade of publishing about worker protests, Dr. Feu created this project to preserve powerful images of the antifascist fight. As demonstrated through such protests, performance and graphic art, and other media, radical and antifascist beliefs developed an entire culture, buried under the opposition of Francisco Franco. FFSTE restores and preserves this unique culture through digital repositories made readily available to the public. In association with Arte Público Press of the University of Houston, FFSTE is integrated in Recovering the U.S. Hispanic Literary Heritage Digital Collections, an informational platform that encourages a simple user experience. Dr. Feu and her research assistants have retrieved and maintained hundreds of Spanish antifascist artifacts in the project webpage as well.

Published by las Sociedades Hispanas Confederadas, Frente Popular (1936-1939) and España Libre (1939-1977) were some of the most prominent oppositional papers against Spanish fascism. They displayed the work of major contributors to antifascist culture; cartoonists such as Alfonso Rodríguez Castelao and Sergio Aragonés. The FFSTE also showcases Ibérica’s (1953-1974) cartoonist Josep Bartolí i Guiu. As displayed in FFSTE, their work serves as an accurate representation of the unjust system of fascism and the workers’ fight against it. The images have been restored and interpreted with expert care. The numerous artifacts show a vast spectrum of emotions, from gravity to comedy, but consistently protest against fascist Spain. In consequence to the rich and complex material of FFSTE, it is a continuous project. 

Josep Bartolí i Guiu. Ibérica. Jan. 15, 1957,  in Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections

Numerous women were vital patrons to the antifascist cause as well. Additional research and editing will further exhibit women’s importance in the movement; however, the collection exemplifies the cultural and collaborative impact women had on the fight against fascist Spain. The archival value of the activism and print culture against fascist Spain in the United States is constantly unfolding. 

Violeta Miqueli Mayóz, unknown source, in Montse Feu. “Fighting Fascist Spain –The Exhibits.” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections.

Through FFSTE the public is able to study ancestral bonds, learn about their heritage, and explore a neglected area of history. We invite you to browse the exhibits and collections, use images and context for educational purposes, and if you are interested in participating by creating visual tours, lesson plans, audio recordings, and more, please contact Dr. Feu at mmf017@shsu.edu.

Project Team

Primary Investigator: Montse Feu
Technical Assistant (fall 2020): Jenny Patlán
Research Assistants (summer 2021): Abby Schafer, Bailey Mills, Diego Colindres

Social Media

Web Resources

Montse Feu’s website

FFSTE website

Digital Exhibit

Digital Collection

Arte Público Press


Montse Feu is Associate Professor of Spanish languages and cultures at Sam Houston State University, Texas. She recovers and explores the Spanish Civil War exile culture in the United States, US Hispanic anarchist culture, and US Spanish periodicals at large. Find her publications and current projects at montsefeu.wixsite.com/montsefeu

El espejo del alma: La publicidad en los periódicos hispanos de Estados Unidos (1900-1950)

Por María Sánchez Carbajo

En una reciente labor de investigación para el proyecto Recovering the US Hispanic Literary Heritage, he participado en un trabajo de análisis histórico de cine latino. Junto con Katerin Zapata, nos hemos dedicado a seleccionar, recopilar y estudiar artículos publicados en páginas culturales y de cine y también en periódicos especializados en cine y espectáculo para crear una colección digital y una exhibición de Omeka. Este proyecto nace gracias a una beca ACLS de Media History Digital Library (dirigido pro el Dr. Eric Hoyt de la Universidad de Wisconsin-Madison).

Como ha ocurrido otras veces, la tarea de rescate también muestra la existencia e importancia del legado cultural latino en la formación de este país inmenso y de aluvión de identidades que es Estados Unidos. En efecto, de la lectura detallada de los artículos, entrevistas, anuncios, editoriales y textos promocionales se desprenden uno a uno los intereses, necesidades y preocupaciones de la comunidad latina que vive en este país. En ese escenario negro sobre blanco puede leerse la nostalgia por la patria que se ha dejado atrás y el empeño en conservar la cultura y costumbres del país de origen, pero en ocasiones también la crítica a su gobierno; se habla asimismo de las inquietudes políticas de los hispanos y de sus representantes; también se escuchan gritos de protesta por la falta de representación de la comunidad en los asuntos políticos, o por el escaso número de hispanos como propietarios teatrales; la pluma del columnista se convierte a veces en instrumento de reclamación salarial y de queja contra la discriminación no sólo de los latinos sino también de otros grupos minoritarios, como los nativos americanos; y por último, a la crítica social, política, de asuntos internacionales y hasta religiosa (artículos contra la clasificación de películas y la censura de la iglesia católica), se suman las voces de mujeres articulistas, actrices, directoras de cine y compositoras musicales que ponen de manifiesto una mayor agencia del colectivo femenino en el nuevo país de residencia.

Comprobar que en las secciones de cine de La Prensa, Notas de Kingsville, entre otros rotativos,o en publicaciones como Cine Variedades se refleja y se identifica a toda una comunidad, ha sido muy gratificante para la tarea de investigación. Pero el asombro llegó sobre todo al descubrir que la publicidad en esas páginas no sólo anuncia servicios y productos, sino que representa la identidad de un colectivo que mira a su patria, pero también a su nuevo país de residencia. Veamos en las siguientes líneas algunos ejemplos que ilustran ese reflejo identitario del que vengo hablando. Por ejemplo, un anuncio de 1953, publicado en Cine Variedades, sugiere que los productos Goya “son los mejores” porque “están hechos en Puerto Rico” y son capaces de trasladarnos con sus aromas y sabores hasta la tierra que dejamos atrás (Cine Variedades, Nueva York, 21 julio 1953, p.11).

Cine Variedades. Nueva York, 21 julio 1953, p. 11

Por la misma razón, por recordarnos la música de nuestros países, el establecimiento de discos Salomé Records es “el preferido por la colonia, ya que es el portador original [auténtico, sin intermediarios] de la mejor música y ritmo” (Cine Variedades, Nueva York, 21 julio 1953, p.4).

Cine Variedades, Nueva York, 21 julio 1953, p.4

Pero la comunidad hispana también mira hacia el país de acogida y lo hace dejando claro su carácter transcultural y transnacional. Por eso es importante anunciar servicios de enseñanza musical, fotografía, peluquería, funerarios (con trasporte a cualquier país) o productos capilares o de moda. Todos son necesarios para el proyecto de vida de quien se dispone a vivir en un nuevo país.

Cine Variedades, Nueva York, 21 julio 1953,  p.35
Cine Variedades, Nueva York, 21 julio 1953,  p.35

Y se puede vivir entre los dos mundos, como anuncia a plena página de contraportada la casa Gill: “una fotografía Hispana al servicio de los Hispanos” (Cine Variedades, Nueva York, 21-Julio-1953,  p.35) o la tienda de ropa de Mario González, “tienda hispana, con capital hispano, para los hispanos” (Cine Variedades, Nueva York, 21-Abril-1954,  p.32).

Cine Variedades, Nueva York, 21 abril 1954,  p.32

Para esta vida “a caballo” entre las dos culturas, es esencial mantener locales en los que se cocinen los sabores latinos, a la vez que se escucha la música patria. En el Café Central, por ejemplo, “se sirven los mejores platos criollos” (Cine Variedades, Nueva York, 21 abril 1954,  p.22).

Cine Variedades, Nueva York, 21 abril 1954,  p.22

La nueva vida se perfila, además, sin olvidar el objetivo último del colectivo inmigrante, como anuncia el profesor de canto Edward Albano, cuyo arte “le hará triunfar” (Cine Variedades, Nueva York, 21 octubre 1953, p.3).

Cine Variedades, Nueva York, 21 octubre 1953, p.3

Sin embargo, de los anuncios también se desprende que, a pesar de los esfuerzos por conservar la cultura y las costumbres patrias, existen “peligros” en esta vida y que están ahí, en colisión con los conceptos tradicionales de la familia y la pareja, como queda reflejado en el anuncio del libro la Vida Sexual, un libro que “se atreve a decirlo todo” (Cine Variedades, Nueva York, 21 abril 1945, p. 17)

Cine Variedades, Nueva York, 21 abril 1945, p. 17

Se confirma entonces la teoría que sostiene parte de la doctrina de que los periódicos han funcionado históricamente como un instrumento valioso para preservar la cultura de la patria de quien la ha abandonado, que intenta reproducir las condiciones de vida en el nuevo entorno (Kanellos 15). Enfocar nuestro interés en el contenido publicitario de algunos de ellos ha ratificado que podamos considerarlos como reflejo identitario de la comunidad latina en Estados Unidos.

Bibliografía

Cine Variedades, Nueva York, 21 abril 1945. Readex. Newsbank-America’s Historical Newspapers.

Cine Variedades, Nueva York, 21 julio 1953. Readex. Newsbank-America’s Historical Newspapers.

Cine Variedades, Nueva York, 21 octubre 1953. Readex. Newsbank-America’s Historical Newspapers.

Kanellos, Nicolás. “A Schematic Approach to Understanding Latino Transnational Texts.” Imagined Transnationalism: U.S. Latino Literature, Culture, and Identity.Eds. Kevin Concannon, Francisco Lomelí and Marc Priewe. London/NY: Palgrave Macmillan 2009. 29-46.

Recovering the U.S. Hispanic Literary Heritage Digital Collections. usldhrecovery.uh.edu


María Sánchez Carbajo es estudiante de doctorado en el Departamento de Estudios Hipánicos de la Universidad de Houston y ha sido Research Assitant en Recovering the US Hispanic Literary Heritage de enero de 2019 a mayo de 2021. Está interesada en la emigración española a las Américas desde la colonia hasta 1930, en concreto, en el papel de las mujeres peninsulares durante la conquista (cambio de estatus social, agencia y liberación de la norma imperial) y la participación femenina en la educación social y política mediante las sociedades mutualistas y la actividad de lectura en las fábricas de tabaco en Tampa (Florida).

Publicación de la colección digital: “Antifacismo y feminismo en la Página de la mujer de La voz (Nueva York, 1938)”

Ana María Díaz Marcos (Universidad de Connecticut)

Acaba de salir a la luz esta colección digital que recoge más de setenta textos y documentos del periódico antifascista La voz, publicado en Nueva York durante los años de la contienda civil española con un talante radicalmente antifascista. Este trabajo de investigación, digitalización y edición se llevó a cabo durante el confinamiento y la pandemia del 2020-2021 dentro del programa Recovery of the US Hispanic Literary Heritage/US Latino Digital Humanities (USLDH). Este proyecto se publica gracias a una beca del programa USLDH y The Andrew W. Mellon Foundation. En medio del aislamiento y la distancia social, La voz me puso en contacto con multitud de personas que contribuyeron generosamente desde puntos dispares del planeta: Canadá, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, México, Reino Unido, Puerto Rico y Rusia. Gracias a todxs ellxs ha sido posible recoger y estudiar estos documentos para ponerlos al servicio de la comunidad, los estudiantes y los académicos interesados en conocer la historia del antifascismo en Estados Unidos, sus vínculos con el feminismo panamericano de los años treinta y la vida de la colonia hispana en el Nueva York de la época.

 “Anuncio de La voz”  7 de mayo de 1938

A esta colección la acompaña una exhibición digital sobre la historia y los protagonistas de La voz que saldrá a la luz el próximo mes de julio. Ambas publicaciones permitirán conocer los avatares y dificultades de esta significativa empresa editorial -La voz tiraba 17.000 ejemplares cuando llevaba solo un año en la calle- y rescatar a figuras tan injustamente olvidadas como su director, el vigués Ceferino Barbazán y quien fue probablemente la primera editora de su combativa “Página de la Mujer”, escondida tras el seudónimo “Lina Mares”: la activista y sufragista mexicana Margarita Robles de Mendoza. Una de las inesperadas sorpresas de esta investigación ha sido poder charlar con la hija de Ceferino Barbazán. A sus noventa y seis años, Gloria Barbazán me cuenta, en impecable español, la dedicación y el entusiasmo de su padre por aquella empresa editorial y recuerda que en el edificio de The Spanish Newspaper Corporation en el número 838 de Greenwich Street de Nueva York (hoy un edificio de apartamentos) se instaló entonces el primer ascensor eléctrico del barrio.

“The Spanish Newspaper Corporation” 2 enero de 1939.

Por último, esta investigación sobre La voz ha dado pie a otro estudio que se publicará en otoño: la biografía de la bibliotecaria y activista Ernestina González Rodríguez que vivió en el exilio neoyorquino durante casi veinte años y cuyo mitin en el Royal Windsor fue cubierto ampliamente por La voz. Su periplo desde Medina del Pomar (Burgos), su compromiso antifascista y activismo en Nueva York, sus problemas con el Comité de Actividades Antiamericanas y su regreso a España en los años cincuenta, descubren la apasionante vida de una figura que era hasta ahora absolutamente desconocida, a pesar de la enorme relevancia de su lucha contra el fascismo tanto en España como en Estados Unidos.


Ana María Díaz-Marcos es catedrática de Literatura Española en el Departamento de Literaturas, Culturas y Lenguas de la Universidad de Connecticut. Sus campos de trabajo son la literatura, el teatro, el feminismo histórico y los estudios de género. Su último trabajo sobre Margarita Nelken, publicado en la revista Feminismos de la Universidad de Alicante, está disponible en el enlace:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/111723/1/Feminismos_37_10.pdf

Una batalladora antifascista: Margarita Nelken en el Centro Galicia de Nueva York

[Imagen: “Nota autógrafa de Margarita Nelken”, La voz 21-09-1938.]

Por Ana María Díaz-Marcos (Universidad de Connecticut)

La noche del 20 de septiembre de 1938 el Centro Galicia de Nueva York experimentó un lleno absoluto con motivo de la visita y el mitin de Margarita Nelken (1894-1968) organizado por Sociedades Hispanas Confederadas. Este acto político de enorme relevancia para la colonia hispana de Nueva York constituye un magnífico ejemplo de activismo antifascista que buscaba socavar la política de neutralidad mantenida por Estados Unidos y conseguir apoyo internacional para la causa republicana. Nelken regresaba de México donde había participado en dos congresos internacionales y fue recibida con gran entusiasmo a su llegada al aeropuerto de Newark.

“Hoy llegará a Nueva York”, La voz 19-09-1938.

El periódico neoyorquino La voz documenta la importancia del evento y presenta a Nelken a sus lectores como “una autoridad en arte, notable escritora y oradora de altos vuelos” (19-09-1938). El entorno y el público no podían ser más propicios pues en el Centro Galicia se celebraban con regularidad actividades sociales, culturales y bailes con el fin de recaudar fondos para la España leal. La visita de Nelken tuvo una enorme relevancia política para la comunidad hispana antifascista afincada en Nueva York y La voz da cuenta del gran interés que suscitó. El periódico documenta la cancelación de una reunión de Comités Femeninos Unidos para asistir al mitin, informa sobre los homenajes que se le brindaron a Nelken en varios hoteles de la ciudad, incluye una dedicatoria manuscrita de la autora y publica un reportaje sobre los discursos de esa noche.

Esta intelectual madrileña de origen judío fue diputada socialista por Badajoz y en diciembre de 1936 se afilió al partido comunista. Vehemente y apasionada en sus escritos y discursos políticos, Nelken ejerció durante la guerra un periodismo radical desde la tribuna de periódicos como Claridad o Mundo obrero y llevó adelante una agenda febril dentro y fuera de España. A sus detractores les molestaba el ardor de sus discursos incendiarios en los que se expresaba con rabia y apasionamiento. Nelken no se mordía la lengua, como explica Carmen Baroja en sus Recuerdos al rememorar que en la Casa del Pueblo al hablar de las empleadas domésticas no había dudado en arremeter duramente contra las mujeres burguesas (105). De las noticias sobre las multitudinarias apariciones públicas que tantas ampollas levantaron, se deduce que Margarita conjugaba carisma y poder de convicción con prestigio intelectual, conectaba con las comunidades antifascistas y era una oradora brillante que no dejaba indiferente en aquel periodo convulso. La acogida que recibió Nelken en Nueva York fue formidable: “el público puesto de pie recibió con delirantes muestras de entusiasmo a la ilustre batalladora antifascista y culta escritora.” (La voz, 21-09-1938)

“Homenaje a la señora Nelken”, La voz 20-09-1938.

El reportaje de La voz documenta la dinámica de muchas actividades antifascistas en las que convergían instancias sociales, políticas y solidarias. En este mitin participaron tres oradores (el comunista Daniel Anguiano, la delegada de Sociedades Hispanas Gloria González y la propia Nelken), durante el mismo se inició una colecta que permitió recaudar 435 dólares (equivalentes a unos 8.000 de hoy), se homenajeó a Nelken con un ramo de flores con cintas de los colores de la bandera republicana y su discurso se cerró con entusiastas aclamaciones y la espontánea subida de numerosas personas al escenario para saludarla.

El mitin de Nelken refleja su fe inquebrantable en la victoria republicana gracias a “un ejército popular disciplinado y fuerte y un proletariado unido”. Su argumentación aborda la internacionalización del conflicto, destacando el apoyo de otras naciones sin excluir a Inglaterra, Francia o Italia, con una nota rotundamente conciliadora en la que manifiesta que no se puede “confundir a los pueblos con los malos gobernantes”, marcando una línea divisoria entre ciudadanía y mandatarios. El reportaje de La voz resalta la valentía de esta oradora que era capaz de convencer y emocionar al mismo tiempo pues poseía “la rara cualidad de hablar al corazón y a la mente”. Su emotivo discurso de esa noche fue una pieza “bien pensada, elocuente, que tuvo pasajes de verdadera emoción y momentos de arranques valientes fulminando la obra cruel del fascismo”.

Acabada la guerra, Nelken se exilió en México y nunca regresó a España, se la juzgó en rebeldía y se la escarnizó como icono del “rojerío”. Fue una activista con voz y agencia en una sociedad patriarcal convulsa, como muestra el lúcido retrato que ofrece de ella Federica Montseny, quien no duda en apuntar la incomodidad de muchos hombres ante mujeres con agencia y perfil público, destacando la valentía de Nelken en ese contexto: “tanto hablando como escribiendo si tenía que atacar atacaba y eso le creó muchos enemigos” (Rodrigo 274). Sus apariciones públicas fueron tachadas con frecuencia de incendiarias y provocativas pero su furia tenía mucho que ver con el contexto en que escribía o pronunciaba sus mítines (Preston 317). Margarita Nelken fue una intelectual comprometida y una figura mediática en su época, despertó pasiones y desató odios y ese fervor que enardeció a multitudes -como el público del Centro Galicia en Nueva York esa noche de septiembre del 38- le ocasionó numerosas enemistades. De su activismo incansable por la democracia da cuenta la semblanza que ofrece La voz al describirla como “ilustre batalladora antifascista”.

Obras citadas:

BAROJA, Carmen (1999). Recuerdos de una mujer de la generación del 98. Barcelona: Tusquets.

PRESTON, Paul (2002). Doves of war. Boston: Northeastern University Press.

RODRIGO, Antonina (2002). Mujeres para la historia: la España silenciada del siglo XX. Barcelona: Carena.

“Nota autógrafa de Margarita Nelken”, La voz 21-09-1938.

Ana María Díaz-Marcos es catedrática de Literatura Española en el Departamento de Literaturas, Culturas y Lenguas de la Universidad de Connecticut. Sus campos de trabajo son la literatura, el teatro, el feminismo histórico y los estudios de género. Su último trabajo sobre Margarita Nelken, publicado en la revista Feminismos de la Universidad de Alicante, está disponible en el enlace:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/111723/1/Feminismos_37_10.pdf

Mujeres a la lucha: Ernestina González en el Royal Windsor de Nueva York

[Imagen: “Habla usted español”, La Voz, 19 de julio de 1937. Fondos de la Biblioteca Pública de Nueva York. General Research Division.]

Por Ana María Díaz-Marcos, Universidad de Connecticut

El 22 de diciembre de 1937 se publica en La voz el artículo “Mujeres a la lucha” que contiene un discurso pronunciado unos días antes por Ernestina González Rodríguez (1899-1976) en el Teatro Royal Windsor de Nueva York. El evento tuvo lugar durante el festival para el aguinaldo del miliciano, organizado por los Comités Femeninos Unidos. Ernestina González es mucho menos conocida que las otras tres firmas españolas que aparecen en la “Página de la Mujer” de La voz en esos mismos meses (Margarita Nelken, Dolores Ibárruri y Federica Montseny) pero es una figura de gran relevancia en la arena política de esos años. Natural de Medina del Pomar (Burgos), estudió en la Universidad de Salamanca y al estallar la guerra era bibliotecaria en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado en la Universidad de Madrid. Su primera estancia en Estados Unidos fue en la Universidad de Nebraska-Lincoln, donde probablemente impartió clases de español en el curso 1926-1927.

“Mujer española que defiendes”, La voz, 14 de abril de 1938. Fondos de la Biblioteca Pública de Nueva York. General Research Division.

Esta maestra, bibliotecaria y activista mantuvo una activa agenda política en Estados Unidos, particularmente en Nueva York, ciudad donde residió durante al menos dos décadas. Fundó los Comités Femeninos Unidos y fue miembro del Comité Pro Diario Hispano que organizó la empresa editorial The Spanish Newspaper Corporation que empieza a publicar La voz en el verano de 1937. En abril de ese mismo año el periódico Daily worker recoge una semblanza biográfica resaltando su intensa actividad en tareas de propaganda y apoyo a la causa republicana.

El referido discurso “Mujeres a la lucha” recoge una brillante exposición del papel de las mujeres en el frente y la retaguardia, subrayando la tarea impresionante que estas llevan a cabo en el “despertar político del pueblo español”. Ernestina enumera algunas de las ambiciosas conclusiones de la 2ª Conferencia del Comité de Mujeres Antifascistas que se había celebrado en octubre en Valencia: incorporación de la mujer a la producción de guerra, construcción de casas-cuna y jardines de infancia para facilitar el trabajo de las mujeres, igualdad salarial, creación de escuelas en el campo para erradicar el analfabetismo y escuelas de formación profesional en las ciudades.

Su disertación ensalza valores democráticos, antibelicistas y antiimperialistas. Ernestina destaca en su discurso que cuando el fascismo se impone en un país la mujer es la primera en sufrir las consecuencias de la opresión, denuncia que los regímenes fascistas explotan el potencial reproductivo de las mujeres, instigándolas a tener hijos sin proporcionarles los medios para mantenerlos, y arguye que muchas veces esos hijos son carne destinada al matadero de las guerras imperialistas.

Retrato de Ernestina González, Archivo de la familia Vicéns

Para Ernestina la agencia de las mujeres es insustituible en la lucha política pues ninguna revolución puede triunfar sin su apoyo, del mismo modo que ningún proyecto de construcción nacional es capaz de prosperar sin su contribución. Esta conferencia documenta la tarea y el compromiso de las mujeres republicanas tanto en el puesto de lucha como en la retaguardia, en los hogares y en las calles:

la mujer española desde el principio de nuestra guerra acudió en defensa de las libertades de España (…) En los momentos de improvisación, cogió el fusil y marchó a los frentes de combate; en la retaguardia invadía los hospitales, las escuelas, los comités políticos, en el hogar alentaba a sus compañeros, a sus hermanos, a sus hijos en la lucha, en la calle organizaba manifestaciones levantando la moral de los combatientes.

Al igual que hicieron desde La voz Federica Montseny y Dolores Ibárruri, Ernestina González apela a las mujeres de América en la lucha contra “el fascismo imperialista”, destacando que la emancipación de la mujer se vincula estrechamente a la lucha de la clase trabajadora. Este apasionado discurso ensalza el papel de las españolas en la contienda y en él palpita el deseo de que las hispanas antifascistas sigan su ejemplo. De este modo, gracias al empeño y esfuerzo de sus mujeres, Estados Unidos podría llegar a convertirse en una simbólica retaguardia trasatlántica para la España leal a la República:

Mujeres españolas de América, imitad el ejemplo de estas compañeras de España, trabajad aquí para que esta retaguardia sea una prolongación de la retaguardia de la España leal. Todas unidas sumemos nuestros esfuerzos a los suyos. Querer la victoria, desearla, no es bastante: es necesario trabajar por la victoria (…) Adelante contra los crímenes del fascismo, contra sus feroces apetitos colonizadores, por la defensa de la paz y la democracia.


Ana María Díaz-Marcos es catedrática de Literatura Española en el Departamento de Literaturas, Culturas y Lenguas de la Universidad de Connecticut. Sus campos de trabajo son la literatura, el teatro, el feminismo histórico y los estudios de género. Su último trabajo sobre Margarita Nelken, publicado en la revista Feminismos de la Universidad de Alicante, está disponible en el enlace:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/111723/1/Feminismos_37_10.pdf

Sororidad antifascista: Federica Montseny en La voz, 18 de enero de 1938

Por Ana María Díaz Marcos, Universidad de Connecticut

El 1 de enero de 1938 aparece en la “Página de la Mujer” del periódico neoyorquino La voz una felicitación de Año Nuevo que apela a la sororidad antifascista deseando salud “A las mujeres de lucha unidas contra el fascismo”. En la misma página Margarita Robles de Mendoza publica un artículo titulado “La partida y la contra partida” celebrando el asociacionismo femenino a través de “Ligas de mujeres contra el fascismo y la guerra”. El concepto de sororidad resulta central para abordar el asociacionismo y activismo de las mujeres de la colonia hispana de Nueva York en los años treinta. La “Página de la Mujer” de La voz es un ejemplo excepcional de los poderosos vínculos entre feminismo y antifascismo que se ponen de evidencia en los artículos destinados a unas lectoras retratadas en las páginas del periódico como hermanas, amigas, activistas, feministas, antifascistas, madres y mujeres modernas.

La Voz, 31 diciembre 1937

Esta felicitación de Año Nuevo alude a la agencia femenina de las “mujeres de lucha” cuyos esfuerzos trascendían cualquier tipo de frontera nacional. Las lectoras de La voz eran hispanas afincadas en Nueva York y la “Página de la mujer” se dirigía a ellas como mujeres unidas por su lengua, cultura e ideología en una sororidad transnacional que defendía causas comunes: la lucha contra el fascismo y los derechos de la mujer, la crítica antibelicista, la defensa de los valores democráticos y la protección de la infancia. En esta “Página de la mujer” publican en poco más de un año cuatro españolas de reconocido prestigio en la arena política e intelectual: Ernestina González (22-12-1937), Federica Montseny (18-1-1938), Dolores Ibárruri (17-3-1938) y Margarita Nelken (21-9-1938).1

El subtítulo del texto de Montseny subraya que “hace un llamamiento vibrante a las Mujeres de América” sostenido sobre tres pilares: la función maternal (refiriéndose a las madres españolas y americanas que desean proteger el futuro de sus hijos), la sororidad (apelando a sus “hermanas” en esta petición de ayuda de Solidaridad Internacional Antifascista) y la idea de que las mujeres tienen agencia y son luchadoras. Montseny se dirige a sus hermanas de América desde ese terreno común, con “voz de mujer y de madre, de combatientes en esta lucha”, pidiendo su apoyo para la causa republicana en un momento en que “los cuatro caballos del Apocalipsis… asolan las tierras de Iberia”. En su llamamiento se destaca que la solidaridad internacional es indispensable para combatir el fascismo, caracterizado en el texto como un peligroso enemigo universal que amenaza a esposos e hijos.  En ese contexto se volvía imprescindible la acción de la mujer, madre protectora y mujer de lucha, que tenía el deber de actuar para defender a las generaciones venideras de la amenaza fascista:

¡Ayudadnos! ¡Movilizad vuestras conciencias! ¡Agitad a favor de España y las víctimas del fascismo donde quiera que estéis! Es vuestro deber de antifascistas, de madres, de mujeres dignas, en todo momento. Al ayudarnos, empezáis a defenderos contra un enemigo que es vuestro enemigo; empezáis a proteger la vida de vuestros esposos, de vuestros hijos, mañana también amenazadas por los mismos que (…) siembran la desolación y la muerte en la mártir España. ¡Mujeres, madres de América! (…) Vuestra solidaridad moral y material; vuestra ayuda, el hálito de la fraternidad generosa es nuestro consuelo y nuestra esperanza.

La apasionada petición de Federica Montseny a comienzos de 1938 no contemplaba barreras políticas, geográficas o de clase, se dirigía a las mujeres españolas, hispanas y americanas, de todas las clases, profesiones y nacionalidades, unidas política y espiritualmente en un puente transatlántico construido sobre una sororidad cimentada en ideales de justicia, solidaridad, libertad, derecho, democracia y justicia, militando en un frente común contra el fascismo y la guerra:

Donde quiera que militéis, no importa la clase a la que pertenezcáis, si en vuestro pecho alienta un corazón noble (…) un alma justa, habéis de colocaros de nuestro lado; habéis de sentir el odio hacia los verdugos y la piedad, la fraternidad más encendida hacia las víctimas… ¡Maestras, intelectuales, empleadas, periodistas, obreras! Donde quiera que estéis, escuchadme.


Notas

1. Hoy examinamos el texto de Federica Montseny (1905-1994). De familia e ideología anarquista, Montseny ejerció el periodismo en Solidaridad Obrera, fue miembro de la CNT y llegó a ser la primera mujer ministra en España, ocupando la cartera de Sanidad y Asistencia Social en 1936.


Ana María Díaz-Marcos es catedrática de Literatura Española en el Departamento de Literaturas, Culturas y Lenguas de la Universidad de Connecticut. Sus campos de trabajo son la literatura, el teatro, el feminismo histórico y los estudios de género. Su último trabajo sobre Margarita Nelken, publicado en la revista Feminismos de la Universidad de Alicante, está disponible en el enlace:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/111723/1/Feminismos_37_10.pdf

Feminismo y antifascismo en la “Página de la mujer” en La Voz

Por Ana María Díaz Marcos

El periódico neoyorquino La voz empieza a publicarse en julio de 1937, haciendo gala desde el primer número de un rotundo compromiso antifascista. El 11 de diciembre de 1937, con el artículo “Amigas de habla hispana” firmado por Lina Mares, se inicia la publicación de una “Página de la mujer” destinada a las mujeres hispanas interesadas -además de en los aspectos de hogar, crianza, moda y feminidad asociados históricamente con el sexo- en cuestiones políticas, feministas e intelectuales como la lucha de la democracia contra el fascismo, los derechos de la mujer, la educación, los conflictos bélicos y los derechos de la infancia.

La “Página de la mujer” editada por Mares se construye así en tribuna destinada a las “mujeres de mi raza y de mi lengua” que aúna la vocación política antifascista y feminista con otros elementos característicos de la prensa femenina más convencional: recetas, consejos de belleza, patrones y fotos de moda, publicidad, salud y estética. Esta convergencia del claro compromiso democrático antifascista y la voluntad feminista tiene una poderosa presencia en el periódico hasta mayo de 1938, cuando la firma de Lina Mares deja de aparecer en el encabezamiento de la “Página de la mujer” que pierde de inmediato esa orientación política. Durante esos seis primeros meses de publicación la página expone su ideario democrático y feminista a través de numerosos artículos que se dirigen a una mujer moderna interesada en un abanico amplio de propuestas: “lo mismo el consejo legal para la defensa de vuestros derechos de mujer, que la receta de cocina; el patrón de moda, que la manera de ataviaros o conservar vuestros encantos físicos. Lo mismo hallaréis el artículo relativo a la educación o el cuidado de vuestros hijos, que la noticia y el comentario oportunos sobre alguna conquista de nuestras hermanas en el campo de la ciencia, de la industria o en el aula universitaria”.

Con ese espíritu de sororidad Mares describe en el artículo “Amigas de habla hispana” el papel de la mujer en la sociedad, centrándose en varios ejes fundamentales: como madre en su sentido pleno y no como “mera máquina de producir hijos”, como ciudadana y como compañera del hombre, con quien comparte los mismos derechos y deberes. No es posible establecer por qué la “Página de la mujer” perdió tan pronto su orientación política y feminista pero lo cierto es que esos primeros meses el mensaje se vincula sobre todo a las colaboraciones y el trabajo editorial de Lina Mares (de quien no se tienen más datos en este momento) y de la periodista y sufragista mexicana Margarita Robles de Mendoza que vivía en Nueva York en aquellas fechas y que contribuye activamente en ese página entre enero y abril de 1938 con artículos que reflejan su vocación desde el título: «Hermanas de España, Aquí Estamos» (La Voz, 22-I-38), «La Posición de la Mujer ante el Fascismo» (La Voz, 20-I-38) y «La Mujer en la Alemania Nazi» (La Voz, 21-III-38).

Dentro del proyecto de Recuperación del Legado Escrito Hispano se prepara una galería con los artículos publicados por Margarita Robles de Mendoza en La Voz. El objetivo es que esta galería esté disponible y en acceso libre para el verano del 2021.


Ana María Díaz-Marcos es catedrática de Literatura Española en el Departamento de Literaturas, Culturas y Lenguas de la Universidad de Connecticut. Sus campos de trabajo son la literatura, el teatro, el feminismo histórico y los estudios de género. Su último trabajo sobre Margarita Nelken, publicado en la revista Feminismos de la Universidad de Alicante, está disponible en el enlace:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/111723/1/Feminismos_37_10.pdf

Fighting Fascist Spain: The Exhibit

black and white group photo

Worker Antifascist Culture in US Spanish-language Periodicals

By Montse Feu, Sam Houston State University

[Featured photo caption: España Libre, Feb. 16, 1962:1. Founders’ picture. From left to right: Jesús González Malo (11th first row); José Nieto Ruiz (4th second row​); Félix Martí Ibáñez (8th second row); Aurelio Pego (5th top row). Should readers identify people in photograph please email Montse Feu at mm017 (at) shsu (dot) edu. Thank you.]

Over the last decade and through several publications, I have shared the story of US Hispanic workers in their fight against fascism, which included fundraising for the victims, grassroots activism, and publication of periodicals. My book, Fighting Fascist Spain. Worker Protest from the Printing Press (2020), shows how workers’ print culture and politics, most prominently anarchism and socialism, shaped their antifascism. Likewise, my co-edited volume, Writing Revolution: Hispanic Anarchism in the United States (2019), examines the ways in which Spanish-language anarchist periodicals established and maintained transnational networks that fought for the emancipation for workers from the late nineteenth through twentieth centuries in the United States, and part of this fight was the eradication of fascism. With this in mind, I have recovered, transcribed, and compiled Spanish Civil War exile correspondence to show its effectiveness as a post-war communication method that antifascist leaders like Jesús González Malo employed to strengthen their resistance networks in the context of transnational anarchism in Correspondencia personal y política de una anarcosindicalista exiliado: Jesús González Malo (1950-1965) (2016).

I research this fascinating topic thanks to the Recovering the US Hispanic Literary Heritage program, which welcomed me as a research assistant while I was working on my PhD coursework. Interested in learning more about Spanish Civil War exile in the United States, I had applied to the University of Houston. My interest, both academic and personal, developed from the fragmented stories of anarchists, the Spanish Civil War, fascist terror, and transatlantic travels to the Americas I heard as a child. My research assistantship mainly consisted of recovering and cataloguing two Spanish Civil War Periodicals: Frente Popular (1936-1939) and España Libre (1939-1977). One of the first texts I catalogued was a refugee narrative. It portrayed refugees in their miles-long walk toward France at the end of the Spanish Civil War. The piece especially caught my attention because it described their crossing of my native hometown near Barcelona. From that moment, disseminating such hidden stories of resistance has been my calling, the root of much of my happiness, and the greatest privilege I have experienced.

Fighting Fascist Spain: The Exhibit, sponsored by the Grants-in-Aid of the US Latino Digital Humanites (USLDH) program, visualizes the story of the Sociedades Hispanas Confederadas (SHC) as told in Fighting Fascist Spain (2020). When the Spanish Civil War broke out, about two hundred US Hispanic cultural and mutual aid societies came together in what became known as the Sociedades Hispanas Confederadas (SHC). The SHC was devoted to its antifascist cause, particularly through its activism and the publication of Frente Popular (1936-1939), which changed its name to España Libre (1939-1977), until democratic elections were held again in Spain. España Libre (1939-1977) was the longest sustained antifascist bilingual periodical in the United States. Twentieth century U.S. Hispanic workers had a clear transnational consciousness: old migrants and new exiles from European fascism coalesced in overlapping communities across the United States and were linked to similar antifascist networks in other countries. Along with affiliated associations, theater groups, rallies, and demonstrations, periodicals provided public spaces of protest and solidarity in the United States.

Fighting Fascist Spain: The Exhibit intends to recover and make available worker antifascist visual culture. As physical objects, images in US Spanish-language periodicals are fragile. This digital collection will document otherwise disappearing memories of local and global networks of political protest and solidarity. Visual sources recovered in The Exhibit comprise but are not limited to:

  • announcements and photographs of rallies and demonstrations, photographs and obituaries of demonstrators
  • announcements of cultural fundraisers and the antifascist plays, photographs and obituaries of participants
  • cartoons, and photographs and obituaries of artists

Fighting Fascist Spain: The Exhibit intends to support antifascist researchers, descendants, and the general interested public in their efforts to recover information on victims of fascism and their allies, rebuild broken family stories, and amplify the victims’ voice and perspective.


Montse Feu, P.hD is an associate professor at Sam Houston State University. Dr. Feu recovers the literary history of the Spanish Civil War exile in the United States, US Hispanic periodicals, and migration and exile literature at large. Her most recent book is Fighting Fascist Spain. Worker Protest from the Printing Press, (2020) You can find her online at: https://montsefeu.wixsite.com/montsefeu.

Recuperando las voces hispanas del periódico La Voz de Nueva York (1937-1939)

Por Ana María Díaz-Marcos, Universidad de Connecticut

Cuando era alumna graduada en la Universidad de Masachussetts en Amherst hace más de veinte años tuve la oportunidad de pasar unos días trabajando en la Biblioteca Pública de Nueva York. Mi maestro Antonio Fernández Insuela, de la Universidad de Oviedo, me había invitado a participar en un congreso que conmemoraba el sesenta aniversario del exilio republicano y me propuso presentar algún trabajo dedicado a la prensa escrita por los exiliados. Me fui a Nueva York con juvenil entusiasmo y tuve la suerte del principiante pues ahora, con muchos años de investigación a mis espaldas, sé que no siempre aparece tan rápido aquello que se busca. El primer día encontré una referencia que llamó poderosamente mi atención: “Voz (Nueva York, N.Y. 1937) Spanish Newspaper Co, 1937-1939”. Eran los años de la contienda española y yo había encontrado un tesoro, un periódico publicado allí mismo en español durante la guerra civil con una voluntad radicalmente antifascista, “palpitante de intenciones democráticas y justicieras”, como declara su primer editorial el 19 de julio de 1937 coincidiendo con el aniversario de alzamiento. Después de ese primer número de carácter especial, La Voz comienza a publicarse con regularidad a partir del 24 de agosto de 1937 hasta diciembre de 1939. A partir de ese momento el título pasa a ser La Nueva Voz y la historia de esa segunda época se vuelve incierta porque solamente hay unos pocos ejemplares dispersos. La Voz se vendió a 3 centavos durante esos dos años y se dirigía a un lector bastante concreto: la colonia antifascista formada por hispanos, inmigrantes y exiliados viviendo en ese momento en la costa este de Estados Unidos. Como proclama la publicación Frente Popular La Voz era el “legítimo vocero de la gran masa de la colonia de habla española de América”. Fue, sin duda, un periódico comprometido y combativo que se mantuvo fiel a sus ideales democráticos y principios políticos, como proclamaba en agosto de 1938: “Nuestro lema sigue siendo el mismo: POR LA JUSTICIA SOCIAL, POR LA DEMOCRACIA; CONTRA LA TIRANÍA Y EL FASCISMO”.

En aquel momento pude fotocopiar toda una serie de artículos antifascistas que se convirtieron en los materiales primarios para mi presentación en aquel congreso y también para el artículo que se publicó posteriormente en las actas. Esa carpeta con recortes desapareció en alguna de mis mudanzas de un lado al otro del Atlántico pero me quedó el deseo de retomar algún día esa publicación para prestarle más atención a su contenido político y a sus propuestas en materia de género sexual. De hecho, en enero de 1938 Federica Montseny hacía un emocionado llamamiento desde sus páginas a las mujeres americanas destacando su papel y deber en la lucha antifascista:

¡Mujeres de América! ¡Maestras, intelectuales, empleadas, periodistas, obreras! Donde quiera que estéis escuchadme (…) ¡Ayudadnos! ¡Movilizad vuestras conciencias! ¡Agitad a favor de España y las víctimas del fascismo donde quiera que estéis! Es vuestro deber de antifascistas, de madres, de mujeres dignas, en todo momento.

“La Voz.” Frente Popular. August 30, 1937. Arte Público Hispanic Historical Collection, p. 4.

La beca que recibo a través del programa Recovering the US Hispanic Heritage me permite, finalmente, retomar este proyecto inacabado. La Voz publicó una “Página de la mujer” que contiene información sumamente relevante para entender el feminismo hispánico de los años treinta y la posición de la mujer en esa sociedad inestable y en proceso de lucha y afán de reinvención. Mi propósito es recoger, digitalizar y estudiar una serie de artículos publicados en el periódico por feministas y activistas hispanas y latinas. Muchas de estas escritoras e intelectuales publicaron en La Voz y muchos de esos textos (como el de Montseny) no han sido recogidos o reeditados desde entonces. En 1938, por ejemplo, se publicaron en esa “Página de la mujer” un buen número de artículos firmados por la sufragista mexicana Margarita Robles de Mendoza, fundadora de la Unión de Mujeres Americanas (1934) y residente en Nueva York en aquellos años. Robles de Mendoza escribió artículos sobre los derechos de las mujeres, la explotación de las obreras en las fábricas, el papel de las mujeres en la España republicana y en la lucha antifascista. Otras autoras como la feminista mexicana Blanca Lydia Trejo, la periodista Rosa Amelia Aparicio o la diputada socialista Margarita Nelken, que después se exiliaría y moriría en México, también publicaron en La Voz. Ese activismo intelectual y empeño antifascista implican un esfuerzo absolutamente revolucionario. Mi intención es hacer accesible esos artículos y diseminar las voces de estas intelectuales y activistas para lograr una mejor comprensión de las relaciones entre antifascismo y feminismo. Haciendo un juego de palabras: La voz otorgó voz a discursos antifascistas, feministas, comprometidos con la democracia que se articularon en español desde Nueva York como centro de irradiación y oposición al fascismo. Ahora, ochenta años después de que terminara esa guerra que fue la antesala de la Segunda Guerra Mundial pero también el comienzo de una larga dictadura en España, es un ejercicio necesario de memoria histórica recordar esas voces latinas comprometidas con la causa antifascista.

Díaz-Marcos, Ana María. “El periódico neoyorquino La Voz (1937-1939): Prensa y literatura frente al franquismo.” Sesenta años después: el exilio literario asturiano de 1939: actas del Congreso Internacional celebrado en la Universidad de Oviedo, 20, 21 y 22 de octubre de 1999. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Frente Popular. Arte Público Hispanic Historical Collection. EBSCO.


Ana María Díaz-Marcos es profesora titular de Literatura Española en el Departamento de Literaturas, Culturas y Lenguas de la Universidad de Connecticut. Sus campos de trabajo son la literatura, el teatro, el feminismo histórico y los estudios de género. Su trabajo más reciente es Escenarios de crisis: dramaturgas españolas en el nuevo milenio que se encuentra disponible en acceso abierto.